La masculinidad tóxica

Tanto la masculinidad como la feminidad se construyen antes del embarazo y continúan después del nacimiento (1). Pero, ¿cómo llega a desarrollarse la masculinidad tóxica? Comencemos por el principio. Cuando el médico determina el sexo del bebé, nos dice si será niño o será niña. No solo se pasa por alto, por lo general, la existencia de las personas transgénero, sino que además se produce una dicotomía clara en la que la persona se verá envuelta, tanto en el plano social como más allá de él. Sigue leyendo “La masculinidad tóxica”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑