Cae una mafia que estafó 2,7 millones de euros a las ‘telco’ con falsas portabilidades

La Guardia Civil acaba con una red criminal dedicada a la obtención de smartphones de alta gama mediante la estafa a las compañías operadoras utilizando un sofisticado y novedoso “modus operandi”.

29 personas han sido detenidas esta semana por la Guardia Civil, acusadas de nada menos que 634 delitos entre los que se encuentran estafa, usurpación de estado civil, falsedad documental, revelación de secretos, blanqueo de capitales y pertenencia a una organización criminal. Los sujetos, con edades entre los 19 y los 55 años y de 8 nacionalidades diferentes, habrían defraudado alrededor de 2,7 millones de euros al traficar durante al menos 3 años con móviles de alta gama en diferentes localidades de 48 provincias españolas.

La operación se inició cuando agentes de la Guardia Civil de Higueruela (Albacete) intervinieron dentro de un turismo 21 teléfonos móviles de última generación sin que el conductor del vehículo pudiera acreditar la legítima procedencia de los mismos. Ahí comenzó una amplia investigación que acabó encontrándose con todo un entramado criminal dedicado a la obtención de smartphones de alta gama mediante la estafa a las compañías operadoras utilizando un sofisticado y novedoso “modus operandi”.

En concreto, una de las ramas de la organización se dedicaba a comprar de forma ilícita, en países de Sudamérica, datos reales de clientes de compañías operadoras de telefonía móvil que dan servicio en España. Con esos datos, en establecimientos comerciales de “confianza” para la organización, se activaban líneas de teléfono prepago de compañías virtuales para después solicitar la portabilidad de estas líneas a las principales compañías operadoras en España, Francia y Alemania. Puesto que los datos del supuesto “cliente” resultaban ser reales y conocidos por las compañías operadoras, éstas ofertaban la posibilidad de contratar la compra a plazos de teléfonos móviles de alta gama.

Hechas las contrataciones, los teléfonos eran enviados por las compañías a través de empresas de mensajería donde la organización también contaba con repartidores captados que entregaban irregularmente los terminales a la última rama de la organización, encargada de receptar los smartphone, gestionar su salida hacia Marruecos mediante el uso de “mulas” y lograr allí su venta al público obteniendo el beneficio final de la actividad criminal.

Como es obvio, la Guardia Civil comprobó que existía un elevado número de denuncias formuladas en casi la totalidad del territorio nacional de clientes de operadoras de telefonía que manifestaban haber sido víctimas de delitos de estafa al sufrir cargos indebidos en concepto de pago de cuotas de terminales móviles de gama alta y tarifas de telefonía que nunca habían contratado. Dichas denuncias resultaban necesarias para el usuario en el trámite de reclamación de los importes facturados que finalmente eran asumidos por las compañías operadoras.

Paralelamente a la actividad principal de la organización, algunos de los miembros, utilizaban los datos obtenidos de terceros para estafar a financieras automovilísticas y formalizar pequeños créditos o préstamos personales.

En un comunicado, la Guardia Civil también destaca que una de las principales características de los líderes de la organización era su movilidad geográfica con el fin de obstaculizar cualquier tipo de investigación de la que pudieran ser objeto, lo que les hacía desplazarse continuamente por distintas provincias españolas e incluso por el extranjero. Además, para no levantar sospechas,trataban de mantener las cuentas bancarias con un saldo normalizado realizando continuas extracciones de efectivo. El dinero en efectivo era transportado hasta Rumanía y Marruecos, países de origen de los integrantes de la organización, donde lo utilizaban para la adquisición y acondicionamiento de propiedades, algunas de ellas de lujo.

Durante los nueve registros practicados en la operación se intervinieron numerosos efectos de valor procedente de las actividades ilícitas del grupo, destacando 10 vehículos, 305 teléfonos móviles, 425 tarjetas SIM, 16.153 euros en efectivo, 335 dólares americanos, 41.000 pesos venezolanos, 2 ordenadores portátiles provistos de programas para manipular documentos de identidad y números de cuentas bancarias y abundante documentación de interés relativa a la actividad delictiva desarrollada por la organización. Igualmente han sido bloqueadas 34 cuentas bancarias, así como 24 tarjetas de crédito.

Vía: TicBeat

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: