15 razones por las que te sientes cansado todo el tiempo

Si te sientes cansado de forma habitual y no puntual, te explicamos las causas principales que pueden subyacer detrás de ese problema de fatiga crónica, que pueden ser de carácter físico o psicológico.

El trabajo, los problemas personales, un acontecimiento puntual o una mala noche de sueño pueden propiciar que te encuentres con somnolencia, fatiga y sensación de cansancio. Sin embargo, cuando te sientes cansado todo el tiempo y durante un período prolongado de tiempo, existen determinadas causas físicas, psicológicas o de comportamiento detrás del agotamiento.

Aunque estar permanentemente cansado puede parecer un subproducto normal de una vida ocupada y el ritmo agitado de la vida moderna, el agotamiento perpetuo puede constituir un síntoma del síndrome de fatiga crónica u otras afecciones subyacentes. Es fundamental identificar las razones por las que sientes esta sensación constante de cansancio, por lo que a continuación enumeramos las más comunes.

15 razones del cansancio y la fatiga crónicos

  • Anemia: Está causada por una deficiencia de hierro y reduce el flujo de oxígeno al cuerpo, provocando sensación de mareo, frío y dolores de cabeza. Según datos de la OMS la sufren 1620 millones de personas en todo el mundo, lo que corresponde al 24,8% de la población. La máxima prevalencia se da en los niños en edad preescolar y la mínima en los varones, aunque el grupo de población con más personas afectadas es el de las mujeres no embarazadas.
  • Enfermedad celíaca: Si padeces celiaquía, una afección causada por el daño al revestimiento del intestino delgado que procede de una reacción a la ingestión de gluten, el cansancio es uno de los síntomas extraintestinales de la enfermedad, al que se unen otros como el dolor muscular o de las articulaciones, dolor de cabeza y depresión.
  • Síndrome de fatiga crónica: Este síndrome afecta a millones de personas, siendo también conocido como «enfermedad sistémica por intolerancia al esfuerzo» o «encefalomielitis miálgica». Sus causas son desconocidas, aunque existen muchas teorías, que van de las infecciones virales al estrés psicológico. Independientemente de la causa, la consulta con un profesional médico es esencial.
  • Diabetes: Si tienes niveles altos de azúcar en la sangre, tu cuerpo es menos eficiente en la entrega de nutrientes y oxígeno a los tejidos musculares y los sistemas de órganos. Sin los recursos que necesitan, pueden provocar que te sientas más lento y fatigado.
  • Obesidad: Si padeces de sobrepeso, hay una serie de razones por las que puede experimentar un exceso de cansancio. Además, el riesgo de sufrir síndrome metabólico y las afecciones correspondientes, como la diabetes, es mayor.
  • Infección del tracto urinario: Una infección del tracto urinario como la cistitis puede causar fatiga, dolor e irritabilidad, además de provocar la falta de sueño. Suele tratarse con antibióticos y los síntomas desaparecen a los pocos días.
  • Enfermedad del corazón: Cuando tu salud cardiovascular se vea comprometida, la respiración es más agitada y el esfuerzo físico más difícil, propiciando el agotamiento.
  • Fiebre glandular: También conocida como mononucleosis infecciosa, es una enfermedad común en adolescentes y en adultos jóvenes, cuya recuperación tarda unas pocas semanas. Si alguna vez la sufres, uno de los principales efectos secundarios es la fatiga crónica, que a menudo puede durar hasta seis meses después del diagnóstico original, incluso después del tratamiento. Por ello, es importante acudir al médico. 
  • Embarazo: Llevar peso extra y experimentar los cambios hormonales y físicos del embarazo puede ser agotador. Sin embargo, no debes preocuparte, ya que se trata de un síntoma normal en un embarazo sano, sencillamente tu cuerpo te está demandando más reposo. La mayoría de las mujeres presenta este síntoma en el primero y en el tercer trimestre del embarazo
  • Hipotiroidismo: El cansancio en el paciente hipotiroideo se trata la manifestación mas llamativa de la alteración del sistema muscular, constituyendo e síntoma principal que nos pone en alerta sobre la afección. Las estadísticas nos revelan que más del 90 % de las personas hipotiroideas se sienten cansadas, muy cansadas o extremadamente agotadas.
  • Apnea del sueño: La apnea del sueño se trata de un problema de salud en el que la persona pasa de un sueño profundo a un sueño liviano cuando hay una pausa en la respiración o cuando la respiración se vuelve superficial. El sueño es interrumpido y de mala calidad, además de poco reparados, lo que repercute en la fatiga matutina o el cansancio a lo largo del día.
  • Ansiedad: Si tienes un alto nivel de hormonas del estrés en el cuerpo, como cortisol o adrenalina, es más difícil para tu cuerpo relajarse y repararse a sí mismo, lo que genera dificultades para dormir y equilibrar los niveles de energía. La ansiedad y los trastornos nerviosos son algunas de las principales causas de sentirse cansado todo el tiempo. Puedes conocer todos sus primeros síntomas en este artículo.
  • Depresión: Aunque se caracteriza por diferentes síntomas, el cansancio, el agotamiento o la fatiga, tantos físicos como mentales, son constantes en la depresión, manifestados en la sensación permanente de apatía y un cansancio mental que impide realizar las tareas diarias con normalidad. Aunque desees dormir todo el día, el insomnio a menudo puede manifestarse como un síntoma secundario.
  • Estilo de vida descuidado:  Las opciones en su estilo de vida también pueden ser la causa de su agotamiento, ya que una dieta pobre, el consumo excesivo de alcohol o drogas, la inestabilidad de horarios o la falta de rutina pueden propiciar períodos de cansancio prolongados o puntuales.
  • Abuso de alcohol: Si regularmente consumes alcohol, tu cuerpo necesitará más tiempo para eliminar las toxinas y recuperarse del abuso ocasionado al hígado. Como resultado, este problema puede causar sentimientos de agotamiento y una falta de enfoque cognitivo. Si ya lo has comprobado en alguna ocasión, las resacas son terribles para los niveles de energía.
  • Dieta pobre: Si no comes adecuadamente, tu organismo carecerá de los recursos que necesita para funcionar correctamente, lo que puede conducir a deficiencias de nutrientes o una falta básica de energía para las tareas normales. Repasa cuáles son los alimentos que te hacen sentir más enérgico y animado.
  • Malos hábitos de sueño: Si siempre estás cansado, puede que tu higiene del sueño sea un desastre. Para evitar el cansancio prolongado a lo largo del día, te recomendamos establecer un horario de sueño, evitar la tecnología antes de dormir y usar tu dormitorio únicamente para dormir, optando por un ambiente ordenado, limpio, silencioso, seco y sin interrupciones. También existen ciertos dispositivos que te ayudarán a dormir mejor.

Fuente | Organic Facts

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.