Yik Yak, la polémica red social del anonimato aterriza en España

La clave de su éxito reside en el anonimato. Esta es quizás la frase que más se repite cuando oímos hablar de Yik Yak, la aplicación que está causando furor entre los universitarios de Estados Unidos.

Con apenas un año de vida, este proyecto que nacía precisamente en un campus universitario ya está valorado en más de 350 millones de dólares. Su funcionamiento es muy sencillo. Basta con entrar la app donde no es necesario dejar ninguno de nuestros datos salvo el nombre de usuario que escojamos.

Una vez dentro recoge mensajes anónimos que otros usuarios (cercanos geográficamente) han publicado previamente a través de la plataforma. Se encuentra disponible en todos los países en inglés aunque en naciones como Francia, Italia e incluso España se ha traducido a sus idiomas.

La compañía creadora de la aplicación tiene por norma no ofrecer datos pero, tal y como recogen desde el diario El País, en España ya se habían producido entre uno y cinco millones de descargas a través de Google Play (no hay datos relativos a la Apple Store).

En Yik Yak encontramos lo que podríamos denominar como una especie de temas del momento basados en las votaciones de las ideas que los usuarios lanzan, siempre protegidos por el anonimato.

Cada vez son más las voces que apuntan a Yik Yak como el mejor termómetro de lo que piensan los millennials estadounidenses. Especialmente a los debates que se generan en la app sobre los intereses de los universitarios.

Ahora, con su desembarco en España la empresa espera repetir el éxito que ha cosechado al otro lado del charco. Pero debemos tener en cuenta que los europeos no son iguales a los estadounidenses.

En declaraciones recogidas por la citada cabecera, Javier Mombiela. Gerente de Yik Yak España, apunta a que se ha producido una “excelente acogida”, pero sin aportar cifras debido a la ya citada política de empresa.

El principal problema al que se enfrenta esta aplicación es precisamente la clave de su éxito: el anonimato. En algunas universidades de Estados Unidos la red ha sido utilizada para realizar auténticas cacerías contra algunos estudiantes que han llegado a terminar incluso en intentos de suicidio.

Razón por la que se implantaron los perfiles por lo que nos encontramos de tipos: los que los utilizan y los anónimos. Desde la compañía explican que en ambos casos se realiza un seguimiento.

Yik Yak cuenta además con un sistema de reporte de contenido inapropiado que bloquea automáticamente una cuenta si se reciben varias notificaciones.

Lo cierto es que la app cuenta no atraviesa su mejor momento tras la salida de varios de sus directivos y la caída de su tráfico. Lo curioso es que cuenta con un potente reclamo: la geolocalización de sus mensajes, hecho que permite interactuar a los usuarios en función de las zonas en las que se encuentren.

Via: Marketing Directo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s