Cómo Transformar la Imagen que Tienes de Ti Mismo

Respondamos a la pregunta “¿Cómo es la gente por dentro?”:

La mayoría de las personas se sienten muy aisladas, completamente aisladas. Pero no lo están, forman parte absolutamente de todos y de todo. Podrías preguntarte “¿Yo soy parte de la calle?”, “¿Formo parte de el pájaro que escucho todos los días por mi ventana?”, o “¿formo parte también de un condenado a muerte?”. Resulta difícil de creer esto cuando sólo usamos un enfoque mental, no vemos más allá. Si la gente viera de que manera todo esta conectado, verían lo maravillosos que son en realidad. También verían que no es necesario esconderse, ni mentir, y que es posible hablar con cualquiera sin sarcasmos, sin hipocresía, sin exageraciones, y ninguno de esos métodos para camuflar la verdad.
-De la película Powder

¿Conoces a alguien que se comporte de esa manera? Éste es nuestro contexto en el que estamos viviendo ahora. Observa una foto del planeta tierra, es un lugar muy curioso y peculiar, un lugar donde habitan unos seres llamados seres humanos. Y estas personas piensan que todo lo que les ocurre es por causa de lo que les envuelve, creen que lo que sienten tiene causa externa, y al mismo tiempo están intentando cambiar las causas externas que perciben a aquello que están viviendo. ¿Puedes ver lo imposible de esta situación?

Cada persona que ves en la calle tiene sus propias emociones, sus propios pensamientos, y de alguna u otra forma están intentando cambiarlos, muchos intentan transformarse en personas de paz, en personas que no les afecta lo que alguien les diga, en conclusión, buscan ser felices. Lo que ocurre, es que usamos pensamientos que no producen felicidad.

Estamos en una condición desunida, intentando hacer un cambio de forma unida, pero eso es imposible si seguimos queriendo estar separados de todo y todos. Queremos crear un cambio real, entonces eso significa que cualquier acontecimiento externo que ocurra, va a ser parte de ese cambio. Es decir, que ocurra lo que ocurra afuera, tu tendrás paz interior, conservaras tu felicidad.

En nuestra conciencia, hay 2 patrones de pensamiento, que son:

1. Quiero sentirme feliz.
2. Quiero que eso externo se vaya.

Pero el pensamiento de “quiero que eso externo se vaya” no nos hace felices. Entonces, ¿por qué en lugar de apostar por el pensamiento de “quiero que eso de afuera se vaya”, no apostamos por nuestra voluntad de ser felices?. En este mundo siempre encontraremos algo que corregir, y nunca estaremos en paz, pero lo que hemos venido a crear aquí es paz. Entonces ¿cómo puedo sentirme en paz y crear paz si estoy con la tarea agotadora de intentar corregir todo aquello que no me produce paz?. La respuesta es, no puedo.

Seguimos teniendo este instante, este espacio, y esta consciencia, a través de la cual podemos crear cosas nuevas y tomar nuevas decisiones. Pero en lugar de eso, estamos decidiendo que las emociones y pensamientos que yo experimento tengan mucho más valor que mi propósito de vida.

Tu propósito de vida es ser feliz, es hacer aquello que te coloca una sonrisa en los labios. Puedo estar pendiente a lo que ocurre a mi alrededor, a mis pensamientos acerca de lo que está pasando, o puedo estar centrado en mi propósito, en el de ser feliz. Entonces mis opiniones, no tendrán ningún poder sobre mi, no tendrán ningún valor, si yo lo decido.

¿Te has dado cuenta de que en este mundo eres esclavo de lo que piensas? Si piensas “esto es un desastre”, experimentaras los efectos de tu pensamiento, y automáticamente tu mente buscara un responsable afuera. Pero claro, con ganas de estar en paz y ser feliz, suena cómico, ¿no te parece? Y cuando encuentres al responsable, proyectaras todos tus pensamientos y emociones sobre esa persona, y entonces sí serás feliz y estarás en paz. Pero déjame decirte que sólo creerás que estas en paz, pero será una mentira. Seguirás igualmente a expensas de lo que piensas y a expensas de lo que sientes.

Todos tenemos pensamientos recurrentes ¿cierto? pensamos algo repetidamente durante el día, la mayoría de esos pensamientos recurrentes son negativos. ¿Cómo es posible que tu pienses un pensamiento con tu mente, y no puedas dejar de pensar en ello? Un pensamiento no puede pensarse a sí mismo dentro de tu cabeza, no tiene ningún sentido, pero lo vemos como algo normal.

¿Qué ocurriría si te muestro la foto de un niño? pensarías cosas bonitas acerca de él ¿verdad?, pero ¿qué pasaría si te dijera que el niño de esa foto se llama Adolf Hitler? De repente tus pensamientos cambiaron, y quizás dejarías de sentir amor y simpatía por ese niño, tu corazón se cerró ¿cierto?. Pero ¿quien decide eso? eres tu quien lo hace.

¿Quién decide dejar de amar? tú, y ¿qué ocurre cuando dejas de amar? Sufres. Porque cuando dejas de amar no sientes aquello que eres, cuando dejas de amar no sabes quien eres, y entonces vives inmerso en la ignorancia. Cuando sientes esa cerradura en tu corazón y empiezas a rechazar algo, como la foto del niño, a nivel de conciencia y creador de mi mundo, estoy haciendo lo mismo que hace el niño, o aquello que rechazas, estas rechazando la vida. Lo que haces es juzgarte a ti como una buena persona, y juzgar al otro como una mala persona, ¿por qué? porque mi moral es así, mi moral es el producto que hemos creado a partir de lo que hemos aprendido.

No estamos apoyando lo que Hitler hizo, sino aprendiendo a abrir nuestro corazón más allá de lo que hemos creído normal. Este mundo no puede mostrarte ninguna razón en absoluto por la cual yo decida dejar de ser yo mismo, por la cual yo decida dejar de amar, y dejar de amarme. El cambio empieza cuando comenzamos a hacernos cargo al 100% de nuestra propia experiencia, sólo de nosotros mismos.

Si comenzaras a hacerte cargo de tus propios pensamientos y emociones, y dejaras de buscar sus causas afuera, serías consciente de quien eres, serias consciente de lo que sientes y de tus pensamientos. Por lo tanto, podrías transformar lo que piensas, y al transformarlo, encontrarías verdadera paz y alegría.

Un abrazo,

Elías Berntsson

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s