Cómo Atreverte a Seguir tu Corazón

Hoy tengo un mensaje muy claro para ti, y es:

¡Sólo hazlo!

A veces dentro de ti puedes casi escuchar una vocecita que dice que hagas algo que para ti no tiene sentido, no parece lógico, no se ajusta a tu forma de ser o a tu presupuesto. Quizás esa vocecita te dice:

“Vuelve a la universidad” Y tu dices: “Pero tengo 40 años”

“Deja ese trabajo y comienza tu propio negocio” y tu dices: “¿Voy a dejar esa posición segura que he tenido durante 30 años para empezar un negocio que quizás no funcione?”

Lo que solemos hacer es debatirlo, lo sobre analizamos, nos enfocamos solamente en la lógica o en lo malo que podría ocurrir y al final, acabamos excusándonos y disuadiéndonos de ello. Pero si vas a alcanzar tu máximo potencial como ser humano con una autoestima sana, seguro de si mismo, con confianza y auto valoración, debes seguir lo que tu corazón no cesa de repetirte y obedecerle.

Esto significa obedecer aunque no lo entiendas, significa que sólo lo haces, aunque no tenga mucho sentido. De eso se trata la fe en ti mismo, la fe en el potencial que Dios te dio. Si puedes entenderlo todo, tienes el tiempo, el dinero, y todo está programado, eso no requiere de ninguna fe. El ser humano necesita movimiento, desafíos, al estar estatico cada día con la misma rutina, tu cuerpo se debilita, tu mente se enferma. Por ello necesitamos salir de nuestra zona de “confort-aburrimiento” y darle nuevos retos a nuestra existencia para crecer y llegar a nuestro máximo potencial.

Porque con cada acción que tomemos hacia lo que nuestro corazón nos indica, hay una bendición unida a esta. cuando haces lo que adentro tuyo oyes, una bendición te seguirá. Cuando obedeces los sueños se realizan, al obedecer, los problemas dan un giro. Me pregunto cuan alto llegaríamos si hiciéramos lo que se supone que deberíamos hacer.

¿Estas disuadiéndote de hacer algo porque no es practico o no tiene sentido? “Debería aprender a mejorar mi vida, pero no tengo fuerzas de buscar un psicólogo o la ayuda correcta”, “no debería juntarme con estos amigos, pero no quiero estar solo”. “Debería apuntarme para ser voluntario, pero estoy muy ocupado”. “Debería dejar este empleo que no me lleva a ningún lado, pero estoy cómodo”.

Hoy te digo: No sigas posponiéndolo, sólo hazlo. Si eres audaz al obedecer, veras grandes cambios suceder en tu vida.

Hay un pasaje en las escrituras que relata la historia de Josué y los israelitas, ellos necesitaban cruzar el rio Jordan, Dios dijo que lo abriría, pero tenían que mojarse los pies para que las aguas se separaran. Pudieron cruzarse de brazos y decir: “Tan pronto como Dios lo abra, entonces lo cruzaremos, no tiene sentido ir ahora, el rio aún fluye”, pero no, ellos dieron un paso de fe y caminaron en dirección al agua. Imagínate cuando el agua les llego a sus tobillos, quizás pensaron “¿Que hacemos entrando a un rio? podríamos ahogarnos”, entonces el agua les llego a las rodillas, y pensaron que deberían dar la vuelta, que cometían un error. Cuando el agua llegó a su cintura y siguieron caminando, entonces el rio se abrió sobrenaturalmente, experimentaron un milagro increíble delante de sus ojos y luego de aquello, entraron a su tierra prometida.

Del mismo modo, si vas a entrar en tu tierra prometida, va a requerir que tengas esta obediencia audaz a tu corazón. Dentro tuyo puedes saber que es lo correcto que tienes que hacer, en tu mente tendrás miles de excusas y razones por las que no funcionara, por ello debes apagar tu mente, y escuchar tu corazón.

Un abrazo,

Elías Berntsson

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s