Las fantasías sexuales de los hombres son más ‘retorcidas’ que las de las mujeres

El deseo sexual (y de cualquier otro tipo) empieza en el cerebro y se sustenta en la imaginación. Por eso, tener fantasías sexuales es algo natural. Hombres y mujeres las tienen con la misma frecuencia pero hay diferencias en el contenido y la forma.

Aunque en un principio ambos sexos fantasean con aspectos íntimos o románticos que involucran a la pareja o persona amada, un estudio de la Universidad de Granada ha demostrado que existen pequeños matices.

Por ejemplo, los hombres tienen más fantasías sexuales (positivas y negativas) que las mujeres, lo que confirmaría, a juicio de los investigadores, la vieja creencia de “ellos piensan más en el sexo que ellas”.

Para llevar a cabo esta investigación, los autores trabajaron con una muestra formada por 2.250 españoles (49,6 por ciento hombres y 50,4 por ciento mujeres), con edades comprendidas entre 18 y 73 años y que mantenían una relación de pareja heterosexual de al menos 6 meses.

Los resultados, publicados en a revista Anales de Psicología, indican que casi el cien por cien dehombres y mujeres ha experimentado alguna fantasía sexual de modo placentero y agradable a lo largo de su vida, y en torno el 80 por ciento reconocen haber experimentado, al menos, una fantasía sexual de forma negativa o desagradable en algún momento.

En concreto, los científicos observaron que las mujeres experimentan de modo agradable, con mayor frecuencia que los hombres, fantasías de tipo íntimo y romántico.

Sin embargo, los hombres piensan con mayor frecuencia que ellas en actividades exploratorias, relacionadas con sexo en grupo o búsqueda de nuevas sensaciones, como “ser promiscuo”, “intercambio de parejas” o “participar en una orgía”. La frecuencia de esta fantasía va desde “alguna vez en la vida” a “alguna vez al año”.

Los investigadores están convencidos de que tener fantasías sexuales  “favorece aspectos como el deseo o la excitación sexual, por lo que son un indicador de salud sexual”, y con este estudio pretenden estudiar si vivir las fantasías sexuales de un modo negativo o desagradable resulta disfuncional para el pleno desarrollo de determinadas conductas sexuales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s