La nueva (y peligrosa) fantasía sexual favorita de las mujeres

Las fantasías sexuales son la representación imaginaria de deseos concientes e inconscientes que se manifiestan en forma de imágenes, ideas o sentimientos y son perfectamente normales (y sanos) puesto que nos ayudan a explorar nuestra sexualidad, aumentando el placer y el deseo.

Hacer el amor en un lugar público, tener sexo en sitios poco comunes e involucrarse con un extraño son algunas de las fantasías sexuales más comunes, para hombres y mujeres.

Pero según una encuesta de la Universidad de Montreal (Canadá),  la fantasía sexual que más se repite en las mujeres (de ese país) es la de convertirse en una exclava sexual.

La investigación, cuyas conclusiones fueron publicadas en la revista The Journal of Sexual Medicine, se realizó con 1.500 personas, quienes tuvieron que rellenar un cuestionario acerca de sus predilecciones en temática sexual.

La comparación de los datos dio como resultado que entre el 50 y 60% de las encuestadas estaban de acuerdo en que su fantasía sexual favorita consistía en recrear la historia de la famosa trilogía de literatura erótica 50 Sombras de Grey.

Esto es, un escenario en el que eran, en cierto modo, empujadas a someterse a una pareja sexual, y y convertirse en una sumisa como Anastasia Steele con el Sr. Grey.

“Estos resultados nos permiten arrojar luz sobre ciertos fenómenos sociales, como la popularidad del libro Cincuenta Sombras de Grey. Es un tema fascinante, porque las personas que tienen fantasías de sumisión también muestran a menudo deseos de dominación, explica Christian Joyal, líder del estudio. Estos dos temas, por lo tanto, no son excluyentes, sino todo lo contrario”.

Las fantasías sobre sadomasoquismo son muy comunes tanto entre hombres como entre mujeres, y aunque históricamente han sido consideradas como conductas sexuales “desviadas”, pero el problema no es que el acto sexual sea más o menos violento (lo que podría considerarse un comportamiento psicopatológico), sino cuando no ha sido consentido por alguna de las partes implicadas.

Asimismo, se reveló que las mujeres eran más propensas que los hombres a fantasear con estar con alguien del mismo sexo.

Por otro lado, también descubrieron que los hombres tienden más a tener fantasías que no incluyen a su pareja, como por ejemplo, estar con dos mujeres a la vez. Mientras que las fantasías de las mujeres se centran más en la pareja.

Además, las mujeres distinguen claramente entre deseo y fantasía, y aunque muchas evocan temas relacionados con la sumisión, también dicen que no les gustaría que esa fantasía se hiciera realidad.

Sin embargo,  los hombres tienen más fantasías sexuales que las mujeres, las describen más vívidamente y les encantaría que se volvieran realidad.

Al mismo tiempo, el estudio encontró que para más del 70 por ciento, tanto de hombres como mujeres, existen 3 aspectos recurrentes al momento de construir una fantasía sexual:

1. Sentir emociones románticas durante la relación sexual.

2. Fantasear con tener sexo oral (cunnilingus).

3. Llevar a cabo el acto sexual en lugares inusuales.

 El sexo interracial, hacerlo con más de tres personas y ser filmado o fotografiado teniendo relaciones fueron otras confesiones realizadas por los participantes.

“Como sospechábamos hay muchas más fantasías comunes que fantasías atípicas”, concluye el autor del estudio.

Via: Blogs Yahoo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s