Sexualidad femenina; el papel de la satisfacción

La sexualidad femenina ha cambiado radicalmente gracias a la revolución sexual de finales de los años ‘60 y que hizo presión sobre los hombres y mujeres en términos sensitivos. Anteriormente, muchos hombres concebían únicamente las relaciones sexuales como el acto de penetración sin ningún tipo de caricia o estímulo. Mientras que la mayoría de las mujeres querían un contacto físico introductorio tierno combinado con otras maneras de expresar la intimidad sexual.

En los últimos años, algunos sexólogos han señalado que estamos en un proceso de creación de un nuevo lenguaje sexual expresivo. Más allá de los mitos, las mujeres están demostrando a los hombres lo que quieren físicamente, mientras que los hombres se están abriendo cada vez más con su pareja sobre el sexo en lugar de improvisar en todo momento; aceptando el erotismo de la participación mutua completo en un nuevo concepto de intercambio sexual.

La capacidad de una mujer para expresar sus necesidades y emociones sexuales es fundamental para el bienestar de la pareja y su armonía. Por ello, ha llegado el momento en el que las mujeres tienen que romper el silencio y hablar con sus parejas, dejando atrás estas conversaciones renegadas únicamente al mundo de las escorts.  Tanto para hombres como para mujeres, la función sexual puede ser considerada como un “círculo virtuoso” que combina el deseo, la excitación, el orgasmo y la satisfacción. He aquí sus definiciones:

 

  • El deseo: el deseo sexual es el resultado de varios factores internos y externos que provocan la necesidad de llegar a la relación sexual. Es un fenómeno interesante que, en las mujeres, está influenciada por diversos estados psicológicos y emocionales, por el ciclo menstrual, el embarazo, etc.

 

  • Excitación: cuanto mayor sea la intensidad de la excitación física y mental, mayor será la probabilidad de tener un orgasmo intenso y satisfactorio.

 

  • El orgasmo: El orgasmo depende del nivel de excitación mental y física, y es alimentado por una intimidad erótica creada entre los compañeros sexuales.

 

  • Satisfacción: expresa el juicio personal y subjetivo sobre el acto sexual.

 

La intensidad del deseo y la excitación, la calidad del juego erótico, la intensidad de la implicación emocional, así como la complicidad son factores que influyen en el grado de satisfacción que una mujer durante el acto sexual.

Tania Soria

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s