Los 7 inventos más “diabólicos” salidos de la red de redes

La red de redes es generosa y nos ha colmado de innovaciones durante los últimos años. ¿El problema? Que no todas las innovaciones nacidas al calor de internet son beneficiosas. Hay unas cuantas no sólo no tienen nada de ventajosas sino que son absolutamente diabólicas.

Internet hubiera sido definitivamente un lugar mucho mejor si no hubieran salido en su día de sus entrañas las 7 pérfidas innovaciones que la empresa especializada en blogging StudyWeb.com disecciona a continuación en esta infografía:

1. Los anuncios pop-up
“Hijos” de Ethan Zuckerman, que los concibió paradójicamente en su día como “medicina” de la publicidad intrusiva, los anuncios pop-up son a ojos del 70% de los internautas el formato publicitario online más irritante.

2. Los virus
“Elk Kloner”, creado allá por el año 1982 por Rich Skrenta, un estudiante de apenas 15 años, fue el primer virus informático que se expandió de verdad y que no se desarrolló en el territorio más o menos seguro de un laboratorio.

3. Los “captchas”
Los omnipresentes “captchas”, creados para demostrar que delante del ordenador hay un humano y no un robot, son “latosos” para todos los internautas, pero en particular para los usuarios con dislexia y problemas de vista. En total invertimos cerca de 500.000 horas todos los días intentando demostrar que somos humanos y no robots.

4. La censura regional
Esta censura es que la impide, por ejemplo, que no podamos ver determinados vídeos en YouTube desde nuestro país de origen. Quizás por ello el 17% de los estadounidenses echa mano de una VPN o red privada virtual para dar esquinazo a la censura.

5. Las cookies
Las cookies fueron inventadas por Lou Montulli en 1994 con la intención de seguir el rastro de los internautas en las páginas web. Ellas fueron las culpables de que la privacidad del usuario comenzara a erosionarse en la red de redes.

6. El spam
El spam se remonta al año 1978, cuando Gary Thuerk envió un email a 393 personas con publicidad de un nuevo ordenador. Aunque su envío masivo no fue recibido demasiado bien por los destinatarios, lo cierto es que las ingenió para cerrar unas cuantas ventas.

7. La ciberocupación
La denominada ciberocupación es una práctica que consiste en registrar un nombre de dominio perteneciente a una empresa o marca, con el propósito de extorsionar o chantajear a su legítimo propietario. Dennis Toeppen fue el “padre” de esta práctica. En 1995, ni corto ni perezoso, Topen registró nombres de dominios de más de 100 grandes corporaciones con la intención de revenderlos después.

Via: Marketing Directo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s