Cooperativas: justicia, distribución equitativa y solidaridad

El último número de Koop, la revista deErkide, Federación de Cooperativas de Trabajo Asociado, Enseñanza y Crédito de Euskadi, publica una entrevista aJavier Sotil, presidente del consejo general de MONDRAGON. Es una entrevista breve, de apenas dos páginas, donde no se aportan grandes novedades. Explica que andan ahora en “cocina” para definir la apuesta de futuro tras el varapalo de Fagor Electrodomésticos y los años de crisis que se están sufriendo.

Sin embargo, me permito extraer un párrafo que creo resume a la perfección la importancia de mantener el modelo cooperativo de empresa como propuesta estratégica de valor a día de hoy. Y es que a la pregunta de qué aporta el modelo cooperativo a la sociedad, Sotil responde:

Su contribución es determinante respecto al desarrollo de una sociedad más justa, equitativa y solidaria. Más justa porque todos tenemos opciones reales de promocionar en nuestros puestos de trabajo; más equitativa porque las remuneraciones y la distribución de beneficios es mucho más proporcionada que en otro tipo de sociedades; y más solidaria porque busca el apoyo mutuo para el desarrollo comunitario.

Creo que estas tres características: justicia, distribución equitativa y solidaridad son buenos argumentos para seguir apostando por las cooperativas. Eso sí, seguramente que hay que aprender de las lecciones del pasado reciente. El crecimiento de los negocios no debe ser un objetivo como tal si no está vinculado a un desarrollo societario parejo. Si el mercado “manda” en exceso las tres características citadas como contribución del cooperativismo a la sociedad pueden caer en el olvido.

En este número que comento de Koop se aporta también la noticia de que Elkar-Lan ha participado en la promoción de 138 nuevas cooperativas en 2014. Esta es una cifra récord desde su creación en 2002. No obstante, ya se sabe el número de cooperativas puestas en marcha crece en momentos de crisis. Ejemplos de empresas que para evitar la muerte pasan a manos de sus trabajadoras y trabajadores son relativamente habituales en los medios. ¿Preexistían los valores que dan lugar a la creación de la cooperativa o es que es casi la salida “única” para mantener el trabajo? ¿Da igual?

Francisco Javier Sanz, como director de Elkar-Lan, Sociedad para la Promoción de las Cooperativas, dice que las cooperativas son futuro porque todos los gurús parecen estar de acuerdo en que “lo más importante de las empresas son las personas que las integran” y en que “cada vez es más necesario contar con su participación real en las decisiones clave“. Pues bien, esperemos que los nuevos tiempos traigan cierta renovación de los modelos cooperativos para ver en ellos las demandas de la sociedad contemporánea y asistamos a la puesta en marcha de nuevas cooperativas de consumo de energía, banca ética o servicios avanzados, por poner algunos ejemplos.

Via: Consultor Artesano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s