Por qué salir con un chico tímido es la mejor opción

Si has tenido más de una relación puede que hayas estado con el chico cañón o el más simpático del grupo, pero también habrás comprobado que no siempre encajan contigo.

Elegir lo que nos conviene no es fácil porque nos solemos dejar llevar por los impulsos y las corazonadas, y claro, una vez que empiezas y la cosa parece que marcha tiras delante.

Lo que ocurre es que en muchas ocasiones las mujeres somos conscientes de que algo falla pero ignoramos las señales y continuamos a pesar de todo.

Pues bien es el momento de aprender de errores pasados y empezar a entender que “hay muchos peces en el mar” (frase recurrente de madres y abuelos ante una ruptura) y que, aunque en la variedad está el gusto, debemos aprender a elegir lo que es bueno para nosotras.

Así que en este post vamos a analizar las ventajas de salir con ese chico que suele pasar desapercibido, porque te aseguro que tiene mucho que ofrecer.

1. Es de los que escuchan. Si te revienta que al hablar tu pareja ponga los ojos en blanco, bostece, empiece a resoplar o se dedique a whatsapper, tranquila. Con este chico no tendrás ese problema aunque te pongas a hacer un análisis comparativo en profundidad de la discografía de Beyoncé.

2. No le dan miedo las emociones. Es más, entiende que demostrar cómo nos sentimos es una cosa que hacen los seres humanos. Él estará allí para tí cuando tu perro te deje y seguirá a tu lado aunque veas toda la reposición de Gran Hermano Vip.

3. Se fija en todo. Su atención al detalle es insuperable. Recordará cómo te gusta tomar el café, tu restaurante favorito y hasta cuándo tuviste la última regla. ¡Ojo! Que esto tiene pros y contras.

4. No es un fanfarrón. Los chicos tímidos tienen el ego masculino menos elevado que el resto. Por supuesto que les gusta recibir halagos y tener el reconocimiento de los suyos pero suelen ser más humildes que la mayoría. Cuando te des cuenta de lo que vale te entrarán unas ganas irreprimibles de presumir de lo jodidamente grande que es (con perdón).

5. Es un pozo de sorpresas. Conocer a este tipo de chicos cuesta más porque se van abriendo con cuenta gotas. Cada día te enterarás de algo nuevo y puede que a los dos años de salir digas algo parecido a esto: “¡Hemos estado saliendo dos años y nunca me ha dichos que hablabas francés!”.

6. No compite. A pesar de su timidez es una persona segura de sí misma y no siente la necesidad de dominar todas las conversaciones.  Si quieres decir la última frase, te va a dejar acabar. ¿No es maravilloso?

7. Trata a todos con respeto. No importa si está hablando con su jefe o con la camarera. Se pasa el día (y la noche) diciendo “gracias” y “por favor”.

8. Da buenos consejos. Es capaz de escuchar tus problemas, no te juzga y si quieres te dará su opinión e intentará orientarte, pero sin presionarte.

9. Hará cosas que otros evitan. No le importará ir de compras, hacer pasteles de cumpleaños e ir de recados contigo. Él te ayudará, sin hacer preguntas.

10. Te intentará sorprender de formas adorables. Porque se expresa a través de acciones más que de palabras. Flores, desayuno en la cama, notas al azar…

Pero sobre todo, lo más importante es que te sientes a gusto con él. Los tipos intimidantes como Christian Grey resultan interesantes para un ratito pero si quieres pasarte la mañana en la cama hablando de lo humano y lo divino, te conviene un chico tímido.

Via: Con Derecho a roce

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s