Radiografía del cansino en las redes sociales

Sobre el papel, las redes sociales significaban una revolución. Y lo han sido, no nos engañemos: han provocado el nacimiento de miles de negocios creando un mercado completamente nuevo. Pero lo que quizás nadie pensaba es en cómo las personas las iban a usar.

Y hay usuarios que, simplemente, acaban con los nervios de uno. Usuarios que abusan de esas redes, creyendo que todos los followers están encantados con lo que hacen, y que finalmente terminan siendo ignorados. No hay servicio que se escape: siempre hay alguien que nos hará resoplar de desesperación y pulsar el botón de unfollow por muy amigo-de-la-infancia que sea.

Si creéis que exagero, echad un vistazo a estos tipos de “cansinos”. Estoy totalmente seguro que tenéis como mínimo a uno de estos en vuestras portadas.

Los fans de un grupo o una compañía

Puedes cruzarte de mala manera con una persona que sea fan acérrima de un grupo musical o una compañía de dos formas: o apoyándote en algún mensaje a favor o lanzándote una buena ristra de insultos en docenas de mensaje porque como mínimo has insinuado que los músicos/productos no son tan buenos como se cree. De cualquiera de las dos formas acabarás agotado.

¿Eres uno de ellos? puedes averiguarlo poniéndote a prueba leyendo comentarios de “trolls” anti-lo que crees que amas. Si la rabia que te entra es tal que sientes el calor de mil soles en tu interior, es la hora de relajarse y entender que hay opiniones de todo tipo.

Los “mi bebé/mascota es el centro del universo”

Si eres soltero y ya tienes una edad, estarás ya acostumbrado a ver como todos tus cercanos tienen hijos. Te alegras muchísimo, por supuesto. Pero cuando inicias sesión en Facebook la cosa cambia. Una fotografía de vez en cuando del bebé está muy bien, pero hay quien literalmente está cediendo los derechos de propiedad y venta de la criatura o el animal a Mark Zuckerberg. En bandeja de plata. Y también se puede decir lo mismo con los perros o los gatos.

Fotografías, fotografías y más fotografías. Si el bebé hace algo gracioso con un juguete, se sube un álbum de 45 fotos y 20 vídeos a Facebook. Si el gato maúlla, el vídeo resultante en Instagram se esparce entre los amigos de un modo que los community managers de las marcas más internacionales envidian. Y el triple salto mortal con tirabuzón viene ya cuando una familia tiene bebé y mascota al mismo tiempo, incluso con cuentas dedicadas.

¿Eres uno de ellos? Revisa las opciones de privacidad de tus cuentas sociales. Restringe las fotografías del bebé a los familiares directos y mejores amigos, a quien quizás les importe más ver la evolución de un nuevo miembro de la familia segundo a segundo.

Los que prefieren miles de “likes” antes que cualquier cosa

El ejemplo que os he mencionado recientemente sobre Vine es un ejemplo perfecto para esto. Personas que quieren tener el máximo de atención posible, ya sea por egocentrismo o por dinero gracias a una buena estrategia de monetización. Otro ejemplo: las docenas de hashtags que la gente deja en sus fotos de Instagram con la esperanza de que muchos usuarios la encuentren. Follow me, I follow back!

Eres uno de ellos si simplemente compartes lo que sea a todo el mundo y de forma compulsiva, y no tardas ni un minuto en ver cuantos likes has conseguido. Calma, sabemos que puedes ganar dinero en las redes sociales, pero eso no significa que tengas que ser así.

Los que comparten absolutamente todo lo viral

Si navegas por internet asiduamente, seguro que te cansas de todo lo que se viralice en apenas dos días de la de veces que lo has visto en las redes sociales de la mano de tus amigos. Y hay algunos que no se pierden nada, compartiendo absolutamente cualquier cosa que tenga un mínimo de menciones. Y adivinad: son una de nuestras principales fuentes de nuestros Cazadores de Fakesjustamente por no prestar atención a lo que comparten.

¿Eres uno de ellos? Regla de oro: si está en Yonkis, Menéame o te lo han pasado por WhatsApp, no hace falta que lo compartas. Lo más probable es que el 90% de tus amigos ya sepa de ello.

Los que comparan un unfollow con un abandono en la vida real

No hay nadie que no haya pasado por esto: grandes amistades a las que jamás abandonarías, pero que en las redes sociales son un auténtico coñazo. Si fuese por ti les dejarías de seguir sin problemas, pero si lo haces ese amigo se lo toma como si ya no quisieras hablar más con él. Llega incluso a quejarse públicamente de tu abandono, montando un drama digno de las telenovelas de media tarde, para luego exigir explicaciones.

¿Eres uno de ellos? Calma: una cosa eres tú y tus amistades, y otra cosa diferente es el modo en el que has decidido usa tus redes sociales. Si alguien cercano deja de seguirte lo mejor es tomarlo como un feedback positivo.

Los que padecen una sobredosis de optimismo

La magia es sólo para los que creen en ella. Atrévete a conquistar tus sueños. Hoy es jueves, tu vida puede cambiar. Tuits de alegría extrema acompañados de fotografías para sucesos tan corrientes como tomarse el café por la mañana. Si lees esos mensajes en días en los que has tenido malas noticias, el instinto asesino más cruel florece de forma totalmente comprensible. Y es por eso que creo que proyectos como Mr Wonderfuck son muy necesarios.

¿Eres uno de ellos? Calma. Está muy bien ser optimista en todo, incluso te envidio, pero eso no significa que haya que transmitir esa alegría al resto del mundo. No, no les estás ayudando. De hecho, en primer lugar, no te han pedido ayuda.

Los sanísimos

Todo el mundo intenta hacer algo de salud como buenamente puede, pero hay quien no puede dejar de comentarlo. Runners que quieren que veas la ruta exacta que hacen cada mañana (incluso te ofrecen que les hagas seguimiento en directo), o vegetarianos y veganos que no paran de decir lo bien que están tras haber adoptado esa dieta acercándose peligrosamente al nivel de las sectas religiosas pueden entrar en este grupo.

¿Eres uno de ellos? Créeme: tu estilo de vida, por muy bueno que creas que es, sigue siéndolo si te lo guardas para ti. Si ser vegano/vegetariano/runner/budista no te satisface a menos que lo comentes a todas horas en las redes sociales, a lo mejor deberías replantear tus decisiones.

Via: Genbeta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s