A más selfies menos sexo

¿Sabías que existe una estrecha relación entre sexo y la moda de los ‘selfies’ o autorretratos? Es lo que tiene exponerse continuamente al público, sin dejar nada para la intimidad.

Si ya hasta está permitido (y bien visto) hacerse fotos escatológicas, cualquier cosa es posible. Véase la que montó Miley Cyrus con esta foto…

selfie

Lo primero que uno piensa es “¡No es para tanto!”, dado que la ex chica Disney ha dicho y hecho cosas mucho más extravagantes. Reconozcamoslo, la pobre hace tiempo que perdió el norte (sobre todo cuando el hermanísimo de Thor, marido de la Pataky, la dejo tirada); y a continuación nos preguntamos “¿Por qué lo hace? ¿Qué sentido tiene?” Entonces tenemos en consideración el resto de apreciaciones. Sobre todo las de los especialistas.

Recientemente la Asociación Americana de Psiquiatría de Estados Unidos relacionaron las autofotos con el trastorno de la personalidad narcisista.

Lo dicho, que a la vista de cómo está el patio, psicólogos y expertos en conducta se pasan el día analizando el porqué de estas salidas de tiesto, o si queremos decirlo de manera más corrrecta, buscando una explicación científica a estos comportamientos tan extravagantes y/o egocéntricos.

Es lo que ha hecho Christyntjes Gallagher, un investigador de la Universidad de Van Wageningen, en Holanda, que analizó las imágenes publicadas por 800 personas aficcionadas a este tipo de fotografías.

La investigación, bautizada de por sí con un título revelador ( “La gracia y la soledad de fotografiar”), concluyó que la mayoría de estas personas no disfrutaba de una vida sexual activa.

En concreto, el 83 por ciento de los participantes reconoció que no disfrutaba de una vida sexual plena.

Es decir que, según este estudio, aquellos que comparten sus fotos en redes sociales tienen muy poco sexo. ¡Madre mía! Pues vaya panorama, tenemos a toda la socialité a dos velas.

Y esto no es todo. Los resultados indican, además, que los adictos a los ‘selfies’ son personas inseguras y con baja autoestima.

Por eso cuelgan constantemente imágenes para demostrar a los demás que tienen una vida superinteresante, con la esperanza de interactuar el máximo posible con ellos y lograr así que les acepten en su círculo.

En este sentido, según el estudio, los selfies serían una llamada de atención por medio del cual las personas expresan el abandono sexual que sienten.

“Los adictos a las selfies evalúan su nivel de bienestar construyendo una imagen falsa de sí mismos, utilizando la tecnología para manipular la realidad y así poder vender algo que no existe, sin entender que la vida no es un Photoshop”, explica Gallagher.

Claro que como toda adicción tiene sus grados. Para los investigadores, aquellas personas que publican una media de 45 selfies al mes podrían tener la necesidad de ‘liberar’ la falta de satisfacción sexual.

El experto concluye que no es bueno depender de los seguidores para sentirse realizado.

Un artículo de

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s