Parejas, redes sociales y nuevas tecnologías: una relación de amor-odio

Internet y las nuevas tecnologías se han integrado en nuestra vida diaria hasta el punto de que intervienen en nuestras relaciones sentimentales. El informe de Pew Internet muestra cómo afecta la conectividad móvil y las redes sociales al modo de comunicarnos con nuestra pareja.

El 74% de los internautas adultos admite que internet ha tenido un efecto positivo en su relación sentimental; mientras que un 20% confiesa que ha afectado negativamente.

Entre las parejas más jóvenes el uso de la tecnología se intensifica. Así, internet y el uso del móvil causa un mayor impacto en las relaciones de pareja, lo que conlleva más emociones y también más estragos sentimentales.

Por su parte, el 10% de las parejas casadas o que conviven indica que internet ha influido notablemente en su relación, mientras que un 72% indica que no ha causado el más mínimo impacto.

La facilidad para enviar mensajes y mantener el contacto continuo con la otra persona ha facilitado el hecho de que los usuarios se comunicaran por esta vía con su pareja incluso cuando ambos estaban en casa (25%). Un 9% admite que ha sido capaz de solucionar problemas de pareja gracias a estos mensajes y salvar situaciones que cara a cara habría sido mucho más difícil. Si nos centramos en las parejas más jóvenes, este porcentaje asciende al 23%.

La posibilidad de mantener el contacto con una persona en la distancia de un modo tan fácil y sencillo ha hecho que el 21% se sintiera más unido a su pareja. Un hecho que en el caso de las parejas de entre 18 y 29 años se eleva al 41%.

Sin embargo, las nuevas tecnologías no fueron concebidas única y exclusivamente para hablar con tu pareja, un hecho que en ocasiones provoca tensiones y disputas entre los cónyuges.

Así, el 25% admite que considera que su pareja dedica demasiado tiempo a su móvil, lo cual afecta a su relación cuando están juntos; un 42%, en el caso de las parejas menores de 30 años.

Un 8% de las parejas ha llegado a discutir a causa de las distracciones generadas por la tecnología en su tiempo de pareja, mientras que en el caso de los jóvenes, llega hasta el 18%. Otro 4%, la mitad que las parejas jóvenes, además se ha sentido molesto a causa de algo de lo que se ha enterado a causa de la actividad online de su pareja.

La confianza en la pareja se traduce también en su vida online, lo que les lleva a compartir contraseñas, cuentas de correo electrónico e incluso perfiles sociales. El 67% de los usuarios con una relación consolidada comparte una o varias cuentas con su pareja. Un 27% tiene en común con su pareja una dirección de e-mail; una práctica especialmente habitual entre aquellos matrimonios o relaciones con más de 10 años de duración.

Por otro lado, resulta curioso el dato de que el 11% de los adultos casados comparten un perfil social.  El estudio concluye que aquellas parejas que ya estaban juntas antes de la explosión de la revolución tecnológica son más propensas a tener un perfil en común, dado que probablemente lo crearan juntos. En cambio, en las relaciones establecidas a posteriori, cada uno de los miembros ya contaba con su propia identidad digital y cuentas sociales, y un hábito de comportamiento online más individualizado. Asimismo, estas parejas creadas recientemente son más propensas a utilizar la tecnología como un modo para enriquecer su relación y mantener un contacto más continuo vía online.

Puro Marketing

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s