El amor en los tiempos de la red

Cómo transportar las emociones a la red. ¿Cómo tintar nuestros recuerdos digitales (fotos, pelis,…) emocionalmente, para encontrarlos después? Todos recordamos lo que hicimos un 11 de Septiembre, pero no un 30 de Abril. Por qué. Porque el recuerdo estaba marcado emocionalmente.

¿Pero qué emociones se deben trasladar a la red? Todas. ¿Cuáles son más fáciles de definir? En esas estaba cuando decidí asistir a la conferencia-coloquio: Los mitos del amor.  ¿Por qué?

  • Porque el amor es la emoción por excelencia ¿?
  • Y porque me daba vergüenza el mero hecho de plantearme ir solo a un coloquio así, lo cual ya de por sí era una experiencia emocionante.

En el transcurso del coloquio, Nativel Preciado, hizo dos afirmaciones tremendamente coherentes bajo mi punto de vista:

  • Estamos ante una generación que ha visto documentada todas las perspectivas del amor en la pantalla. Hollywood, se ha encargado de ello.
  • Los humanos buscamos el amor entre los seres más cercanos.

¡Ja! En el siglo pasado, que no hace tanto, hubiera estado de acuerdo sin más y lo hubiese considerado verdades indiscutibles. Pero ahora tengo mis dudas. A saber, la predilección de las generaciones actuales y futuras está en la red, no en la TV. (El cine sigue de capa caída) Es evidente que cada vez se consume más internet a costa de la TV (y de la literatura, y de …). Y me preguntaba qué cambios producirá esta tendencia en la búsqueda y concepción del amor.

Para empezar las interacciones en la red son más cortas y más intensas en media. Nadie sería capaz de verse la historia de amor al uso del momento, (Ghost, Titanic, …) de casi dos horas en la pantalla del Smartphone. Ni prácticamente en ningún otro dispositivo. Ya nadie tiene dos horas libres aunque los contenidos sean gratis. Y todavía no ha encontrado Hollywood la forma de narrar tórridas, densas e intensas historias de amor en cinco minutos.Y claro en plazos de cinco minutos (o menos) la red parece estar mejor diseñada para el sexo que para el amor.

Y en cuanto a que buscamos el amor entre los seres cercanos. Pues sí, pero ahora los seres cercanos están en la red, y se buscan y encuentran en portales especializados en el amor y el sexo o viceversa. ¿O no? Y el concepto de cercanía se expande a través de una pantalla.

En fin, con la red todo cambia, ¿qué queda inmutable?

  • ¿El tiempo? Probablemente sea lo único inmutable a lo largo de tantos siglos de evolución. Los días tienen las mismas horas. Pero no. Hemos alargado el tiempo util a base de luz eléctrica, robando horas de sueño, cada vez dormimos menos, y practicando la multitarea (Ver TV, oir música, estudiar, y hablar por el móvil todo al unísono. léase nativos digitales).
  • ¿La inteligencia? ¿Es inmutable o somos más inteligentes que los filósofos griegos de AC? Pues no lo sé, pero sospecho que si se hubieran hecho test de inteligencia entonces se medirían cosas distintas dependiendo de la moda de la época. No sé si tenemos la misma capacidad pero desde luego la usamos para cosas diferentes.

Y si con este tiempo y esta inteligencia ¿Lo único inmutable, aun con la red, fuese la búsqueda del amor y de sexo?

Sea lo que fuere el amor que del sexo apenas se habló en el coloquio.

Yo Digital

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s