Dónde hay que tocar para llegar al clímax

La satisfacción sexual de las mujeres es uno de los temas que más preocupa a los hombres. A muchos les atormenta la idea de que su pareja no disfrute realmente  durante el coito y finga para no herirle.

El placer se propaga de forma secuencial a través del cerebro.

Por eso los resultados de esta investigación son tan relevantes. Porque además de identificar los puntos estratégicos del placer femenino, el mapa cerebral podrá ayudar a los médicos a tratar la falta de apetito sexual.

La investigación consistió en introducir mujeres en un escáner para poder tomar una resonancia magnética durante la excitación.

Encabezado por el científico Barry Komisaruk de la Universidad de Rutgers (EEUU) y publicada en la revista ‘The Journal of Sexual Medicine’, el estudio comprueba la relación del cerebro con la estimulación de los pezones, lo cual activa las mismas áreas cerebrales que se ven involucradas en la estimulación genital. Esto explica el porqué los tocamientos pueden hacer alcanzar el orgasmo a muchas mujeres.

Estimulación sexual
Para llevar a cabo la investigación se realizaron resonancias magnéticas a una pequeña muestra de 11 mujeres en plena excitación sexual.

Los resultados desvelan las zonas cerebrales que se activan durante la estimulación del clítoris, la vagina y del cuello del útero; destacando hasta 30 zonas distintas del cerebro que son fuente directa de placer, que están relacionadas con el tacto, la sensación de recompensa, la memoria e incluso el dolor.

El análisis muestra de manera evidente cómo la manipulación genital se propaga secuencialmente a través del cerebro a partir de la activación inicial de la corteza sensorial, y al mismo tiempo activa las regiones del cerebro que producen el orgasmo.

[Relacionado: El sexo reemplaza el ansia por comer]

Además del escáner, para llevar a cabo la investigación se realizaron ensayos de cinco minutos que constaban de 30 segundos de descanso y otros 30 de auto-estimulación repetidos cinco veces.

Para elaborar el mapa, las mujeres debían auto-estimularse, bien con la mano o con un vibrador cilíndrico, realizando movimientos rítmicos tanto en el clítoris como en la pared de la vagina, el cuello uterino o el pecho. Todas recibían las instrucciones a través de unos auriculares desde la sala de investigación.

Por otro lado, las participantes debían tocarse de manera rítmica el pulgar o un pie para así encontrar los puntos de referencia en la corteza sensorial.

Asimismo se logró comprobar científicamente que el clímax tiene un fuerte poder analgésico.

Por tanto, con este nuevo mapa de la actividad sexual en las mujeres, los científicos esperan dar solución a los problemas de falta de deseo sexual así como identificar las enfermedades patológicas que pudieran ser resueltas con la práctica del orgasmo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s