Melendi – Cheque al portamor

Anuncios

Reinventa los preliminares

Piel & Besos. No hay nada más excitante que el contacto de vuestras propias pieles desnudas. Y no hay nada más sensual que besarse en la boca mientras os acariciáis. Labios, lengua, pequeños mordiscos, ve aumentando la intensidad a medida que suba vuestra temperatura corporal. Besos hot . Recorre su cuerpo con tu boca hasta llegar a su pene y sigue besándole durante la penetración. Fríos y calientes . Intensifica el efecto de vuestros besos con el bálsamo Baisers Glacés Brûlants, de YesforLov, en lilyblossom.es.

Soft bondage. ¿Quieres probar algo más morboso? Átale, la inmovilización es una práctica en alza que puede resultar muy excitante. Espósale y aprovéchate de él, sentir cómo aumenta su excitación te resultará irresistible. El kit . Hazte con unas esposas y un antifaz glamourosos, como los de bijouxindiscrets.com. O prueba las cintas de bondage de lajugueteria.com, nos encanta la fucsia. ¿Necesitas inspiración? La encontrarás en el libro Atrévete con el bondage, de Robinbook (casadellibro.com).

¿Nos tocamos juntos? Ver cómo se masturba tu pareja es otro preliminar infalible, sobre todo para ellos. Si ya lleváis mucho tiempo juntos, el petting puede ser una forma de reactivar las relaciones sexuales y de aprender cómo le gusta al otro ser estimulado. Juguetes. Serán perfectos para aumentar el morbo de la situación. Para ti un vibrador y para él un simulador de sexo oral, como los de Tenga, en Sextoymio.com.

Hazle una performance. Rompe con tu imagen de niña buena y sorpréndele con unos preliminares de rompe y rasga. Un disfraz de enfermera sexy, un mono de nylon, un corsé a lo Dita von Teese, un vestido de látex con látigo incluido… el impacto visual hará que su libido se dispare inmediatamente. En La Juguetería (lajugueteria.com) encontrarás los disfraces y en Lily Blossom (lilyblossom.es) maravillosos corsés y joyas hot de exclusivos diseñadores. Psst . Tu dress code debe ir acompañado de una actitud hot. Practica en el espejo antes de que él llegue. Inspírate . En la película Burlesque, su vestuario y performances son absolutamente sexys.

Baño para dos. Compartir un baño espumoso y relajante siempre funciona como preliminar, pero puedes añadir algunos extras que lo hagan mucho más excitante. Música, champán, algunos juguetes sexuales y los móviles apagados os ayudarán a conectar el uno con el otro. Sumergibles . Además del clásico patito vibrador, hay novedosos juguetes que puedes utilizar bajo el agua, como Alia, la anilla vibradora de la preciosa línea Insignia de Lelo (lelo.com). ¡Bomba! Te encantará la bola efervescente más sexy de Lush, de efecto afrodisíaco (lush.es).

Masaje hot. Es un clásico que siempre funciona, ya que se estimulan las terminaciones nerviosas y los puntos erógenos. Si además el masaje te lo da tu pareja y termina llegando hasta las zonas sexuales, será inevitable que acabéis haciendo el amor. Aceite sensual . Descubre las velas de masaje, que primero servirán para crear ambiente y, una vez calientes, para derramar sobre el cuerpo de tu amante y estimular aún más su piel con su tacto y perfume. Te encantarán las de Bijoux Indiscrets (bijouxinidiscrets.com). En pareja. Estar semidesnudos y en una habitación íntima mientras os dan un masaje es un preludio infalible antes de un anoche de amor. Consulta los exóticos masajes para dos de Fusiom (fusiom.es).

Cine X. ¿Quieres unos preliminares explícitos y subidos de tono? Nada mejor que ver juntos una peli erótica. Si quieres impactarle más, no le avises, sólo dile que has alquilado una película que le va a encantar. Los extras . Prepárate para la acción porque seguramente serán unos preliminares muy cortos. Cuando se lance sobre ti, que descubra un a ropa interior tan hot, una piel tan suave y un pubis tan depilado como el de las actrices porno. ¿Qué vemos? Huye del típico porno y busca una película que os excite a los dos, como las de Erika Lust, Bibian Norai, Jacques Annaud o John Cameron Mitchel.

Preliminares gastronómicos. El sexo y la comida siempre han hecho un buen maridaje. De hecho, las primeras citas siempre suelen transcurrir durante una cena especial en la que la comida y el vino ayudan a estimular los sentidos. Pero lo que te proponemos es que abras la nevera y utilicéis vuestros propios cuerpos como recipientes para probarlo todo. Delicatessen hot . Hazte con algunos de estos bocados afrodisíacos: dados de jengibre confitados de Pancracio, licor energizante Entropía Ginseng, ostras y caviar de El mercado de San Miguel (mercadodesanmiguel.es), champán & fresas, Sweet Love Tea de Kusmi, bombones de Chocolat Factory, Chocolate Body Paint de Shunga (shunga.es). Desayuno en la cama. Puede ser un gran preliminar si quieres reactivar el sexo matinal.

Lo que las mujeres ignoran del sexo y los hombres

Sin irnos por las ramas, sin tapujos ni clichés, a continuación te contamos todo lo que siempre quisiste saber sobre la sexualidad masculina.

En 7 lecciones:

1. Les encanta los preliminares

Sí, aunque llevemos siglos escuchando lo contrario, a ellos también les encantan los juegos preliminares. Principalmente por dos razones.

Primero, los hombres también tienen más de una zona erógena, detectar esos puntos especiales y estimularlos puede ser muy divertido.

En segundo lugar, casi todos los hombres buscan dar placer a su pareja y ¿qué mejor manera de conseguirlo que caldeando el ambiente antes de entrar en materia?

2. Adoran los órganos sexuales femeninos

Los hombres sienten verdadera adoración por la anatomía femenina. Además del pecho y el trasero, les encanta explorar el área genital y consideran que es “hermoso”. ¡Es cierto!

3. Recuerdan su primera vez

Los hombres también guardan un grato recuerdo de su primer encuentro sexual. Si todo fue bien, claro. Contrariamente a lo que pudiera pensarse, no recuerdan tanto el acto sexual en sí sino la emoción del momento y los sentimientos que le generó ese primer encuentro sexual. Sigue leyendo

SENSUAL

El deseo más incontrolable
de la pasión más incandescente,
la llama del amor más prohibido
en la quimera más inalcanzable
por la mujer mas hermosa y atrayente,
la lucha en un tenebroso laberinto
por la conquista de los besos más ardientes.
La dulzura más voluptuosa
de la hembra más inimaginable,
un  torso de pechos redondos y perfectos,
curvas talladas en unas caderas que se pierden
entre unas piernas de locura
y una espalda desnuda,
la piel mas suave y más llena de besos,
loca perdida de caricias de ternura..
La tersura del pelo más sedoso
que envuelve a los labios mas carnosos
bajo los ojos verdes más hermosos,
la perdición del goce de  los hombres
hasta llegar a la gruta del deseo,
del vicio, de la vida,
el lugar mas cálido, húmedo y guardado,
del placer, de la locura más infinita.

El coche de Lucía

Por fin ya tengo en mi poder las notas finales de mis estudios y os puedo decir que la media ha sido un 8,68, por lo que podré seguir estudiando lo que me gusta. Nunca es tarde para estudiar. Desde aquí quiero agradecer a todos mis profesores la labor que desarrollan y el ánimo que nos dan a los alumnos calificados como “adultos”.

Además os diré que el relato erótico, El coche de Lucía, se llevó el segundo premio del II Certamen Literario celebrado ayer en la localidad alicantino de Pilar de la Horadada, lugar en que resido. Para mí lograr este premio ha significado mucho, pues quiere decir que lo que escribo gusta. Os dejo el relato para que opinéis si lo creéis conveniente, o sencillamente para que disfrutéis de un relato erótico.

Lucía salía del hospital en donde trabajaba como diplomada en Enfermería. Era una fría y lluviosa noche de diciembre. Sintió un frío helado y se apretó más el abrigo contra su cuerpo, dirigiéndose hacia su coche, que estaba en el parking del centro hospitalario. Cuando intentó arrancar se dio cuenta de que algo falla, pues no había sonido de motor.
Entre la lluvia, el frío y el mal turno que había tenido, lo único que le faltaba era que el coche se estropeara. Tras varios intentos desesperados de poner en marcha el coche, abrió su bolso y cogió el teléfono móvil. Buscó el número de Paco, dueño del taller de reparaciones al que su padre acudía cada vez que tenía un problema con su coche. La llamada fue respondida por una voz que no reconoció, pero ésta se identificó como el hijo del mecánico.

Esa persona tomó la dirección del lugar, comunicándole que iba hacia allí con la grúa. Lucía se quedó dentro del vehículo pues seguía lloviendo. Cuando llegó el vehículo remolcador observó que quien lo conducía no era Paco. Se trataba de un hombre maduro y bastante atractivo, quien se presentó como Luis. El individuo levantó el capó del coche y descubrió que lo que fallaba era la batería, por lo que le sugirió que la podía acercar hasta su domicilio y, más tarde llevaría el coche al taller para su reparación, pues era muy tarde y su padre no estaba en casa. Como no dejaba de llover y conocía de vista al hijo del mecánico aceptó el ofrecimiento. Sigue leyendo

Maja

Vaya picardía la mía… cae la noche y me descubro sonriendo a solas por los malabares mentales que nacieron tras descubrir unas palabras que se posaron en mi pequeño ser, cuando un sentido distintivo me hizo notar su presencia y con ese sencillo detalle puso en marcha mi maquinita llamada corazón.

Pum-pum-pum… aunque un poco dañado me sorprende (para mi sorpresa) reconocer que está tibio, que bombea, que aún funciona. ALTO pequeña –pensé- y apresuré a alejarme de su vista mientras pensaba:

“Dios mio que nerrrvios… que no lo note, que no lo note!!!!”

“Un momento… ¿nervios yo?”

Detuve el contoneo por un segundo. Me fue inevitable no volver la vista atrás… mera curiosidad. Nada de miradas cómplices ni juegos sucios, sencillamente descubrí que a lo lejos se desplegaba una amplia sonrisa de nácar. Giré la cabeza con absoluta seriedad y me escondi para luego gritar en mi interior:

Oh my God!… jeje- a penas lo podía creerrrr

Y yo que creí que mi piel estaba muerta. Que era imposible recoger el polvo y reconstruirme.

Me pregunto si alguien algún día se atreverá a despertar esos sentimientos que hoy hibernan en mi, si habrá algún valiente que se anime a escudriñar en mi interior, a domar a mi bestia y hacerse amigo de mis demonios.

Amigo de mis demonios!!!, Uyyy, creo que pido mucho.

Solo sé que en tiempos de seca, cuando un alma se atreve a tocar a otra alma sin tocarla, a decirle cosas con la mirada y a regalar un trozo de su ser con una sonrisa, es un buen motivo para escaparse y dar un paseo entre las estrellas, muy a pesar de la ausencia del señor amor.

La petite mort

¿Que levante la mano la que nunca ha hecho lo mismo que nuestra querida Meg Ryan? Y no me refiero a montarle el numerito al pobre Harry de turno, que se le quita el hambre y todo….para eso hay que ser muy Sally. Hablo de Fingir, palabra horrorosa, Orgasmos,divinas palabras.

Como conclusiones de tertulias sexuales con amigas, conocidas y basándome en mi propia experiencia amatoria sexual, considero que algunos hombres fardan incansable y de forma desproporcionada de su potencia y resistencia sexual, y luego no llegan ni al primer asalto. Hablan de Home Runs y el corredor de turno ni batea con fuerza suficiente ni toca la primera base. Ellos y su “alter ego” se tienen a veces más que sobre valorados. Sin embargo, otros ejemplares, en peligro de extinción he de confesar aterrada, son de esos hombres que nos cortan la respiración, nos dejan KO y nos ponen con los tacones mirandopal techooooo!!!

Ante el primer perfil no debemos desmotivarnos. Tenemos que ponerles las pilas. Nosotras queremos lo nuestro, que nos den candela, así que chicas, pedid por esa boca! ¡¡¡¡¡Yo quiero mi ORGASMO!!!!! ¿ Y vosotr@s?

Como lectora habitual de blogs de vicios varios y exquisitos, la semana pasada me topé con un post que trataba el tema de los orgasmos, concretamente sobre las mujeres y el por qué de sus (nuestros) orgasmos fingidos. Las cifras eran escandalosas, escandalosamente preocupantes. Chicas, mujeres que habitamos la faz de la tierra…¡Ya está bien de fingir orgasmos!. Pongamos fin a esto si no queremos acabar fingiendo toda la vida. Le hacemos a nuestra vida sexual un flaco favor. Sigue leyendo

Mi único blog

Soy una desastre; lo reconozco y, encima me meto en muchas cosas a la vez.

En una charla con Jose Manuel Fuentes Prieto hemos hablado de esto y, hemos llegado a la conclusión que, si me cuesta actualizar un blog ¿que dejamos para dos? y, por eso voy a poner todos los post que tenía publicados en Internet Web Oficial aquí en este más personal.

Asi que, a partir de ahora me tendreís en esta web y, por supuesto en mi perfil de Facebook; por cierto ¿Me agregas como amiga?.